arditi (agencia regional para el desarrollo de la investigatión, tecnología e innovación)

La ARDITI —Agencia Regional para el Desarrollo de la Investigación, Tecnología e Innovación— fue construida en 2013 como asociación de naturaleza privada, sin fines lucrativos, con el principal propósito de promover la investigación y la innovación en la RAM. Simultáneamente, se propone apoyar la creación de empleo y el crecimiento económico fundamentado en el conocimiento.

Constituida con una estructura de socios y asociados, la ARDITI contaba, en la época de su creación, con el GRM y la UMa como socios fundadores y con la PT, la Empresa de Cerveza de Madeira, la Cementos [de] Madeira, la Exictos, la MMComputadores, la Toboada&Barros y la Madeira Tecnopolo como socios efectivos.

Con una misión amplia y ambiciosa, la ARDITI pretendió, desde luego, no solo reforzar la colaboración y las ligaciones entre sus asociados y los asociados de la comunidad científica y empresarial, como también promover y apoyar actividades de investigación y desarrollo (I&D), especialmente a través de la atribución de financiamiento a proyectos de investigación científica y desarrollo tecnológico, becas a docentes e investigadores, tal como las becas de posgraduados, masters, doctorados y posdoctorados. Entre los objetivos de la asociación, estaba también el desarrollo y apoyo de acciones de formación de recursos humanos y la realización de actividades de valorización y divulgación de resultados de I&D, que busca implementar en el medio empresarial. La ARDITI apoya además el GRM en la formulación y ejecución de las políticas científicas y tecnológicas, prestando también servicios de consultoría/asesoramiento y apoyo técnico a personas singulares y colectivas, incluyendo organismos de la administración central, regional y local.

En línea con las prioridades de la Región, la ARDITI procuró direccionar el investimento y crear sinergias que permitiesen canalizar los esfuerzos de investigación, desarrollo tecnológico e innovación (IDT+I) para las plusvalías de Madeira, explorando así las oportunidades económicas y su potencial de crecimiento. Simultáneamente, esta institución pretendió mejorar el proceso de innovación de acuerdo con una visión estratégica de los desafíos, de las ventajas competitivas y del potencial de excelencia de la Región y, también, promover un mayor envolvimiento de las partes interesadas, asegurando que todos los socios estuviesen envueltos plenamente en la concepción, implementación y acompañamiento de la Estrategia de Especialización Inteligente.

Con efecto, desde su creación, la ARDITI enfocó su trabajo en el desarrollo y en la implementación de la Estrategia de Innovación para la Especialización Inteligente (RIS3), en el ámbito de la Política de Cohesión de la Unión Europea 2014-2020, que se propuso convertir la RAM en una innovation follower, de forma a posicionarla entre las cuatro principales regiones de Portugal en términos de desempeño en la innovación. Madeira se hizo conocida, en este ámbito, como una de las principales regiones de Europa en la creación de conocimiento en las áreas del turismo, biosustentabilidad y recursos y tecnologías del mar.

Para alcanzar tal objetivo, se buscó promover la potencialización y capacitación de los recursos endógenos, de las infraestructuras existentes y de los agentes regionales con competencias en los varios dominios de especialización, lo que se reflejó en la creación de masa crítica y en la reorientación de los recursos existentes en torno de los dominios temáticos de especialización de la RIS3. Esta estrategia destacó además la necesidad de atracción, retención y formación de recursos humanos altamente cualificados en los dominios temáticos, el cual se respondió a través de sociedad con instituciones líderes internacionales, sacándose partido de la cultura cosmopolita y de la calidad de la vida de la Región para convertirla en la localización preferida para la creación y exploración del conocimiento en esas áreas. En este ámbito, se hizo deseable también fomentar el desarrollo de una cultura innovadora, abierta, movilizadora y libertadora del potencial individual y colectivo orientando para la creación de empleo, valor económico, social y territorial. El refuerzo de la intensidad tecnológica en la producción de bienes y servicios orientados para cadenas de valor global, aproximando el sistema científico de las actividades económicas, sociales y creativas, se presentó también como una de las líneas llaves de la RIS3, a la par del refuerzo de la productividad, de la cohesión territorial y de la afirmación de la competitividad responsable, estructurante y resiliente, en cuanto verdadero designio central soportado por las dinámicas de la Estrategia.

A la par de esta visión estratégica, la ARDITI contaba también, por definición estatutaria —en cuanto institución con vocación para dinamizar la investigación científica y tecnológica en la RAM—, con el apoyo de la comunidad científica de la Región, que se traducía, por ejemplo, en la atribución de becas de estudio con duración variable. Estos apoyos se destinan a promover la formación avanzada de recursos humanos, de manera a crear una sólida base de cualificación, consolidación de las instituciones, creación de empleo científico, inserción de investigadores en las empresas y refuerzos del liderazgo científico. Las referidas becas también son destinadas para apoyar a docentes e investigadores en la participación en congresos, seminarios, reuniones científicas, conferencias, prácticas y trabajos de investigación, en la Región o fuera de ella.

Patricia Lancastre

(actualizado en 13.09.2016)