asociación grupo cultural flores de mayo

En los finales de la década del 30 del siglo XX, es colocado en la Escuela Primaria masculina del sitio de las Casas Próximas, en Porto Cruz, el profesor Crisóstomo Teixeira do Livramento (1902 -1964), de origen azoriana, que, después de haber ejercido funciones en Boaventura y en Santana, permanece en esta feligresía hasta 1955, ocasión en que es transferido para la feligresía de San Roque, en Funchal.

Él fue cofundador de la Banda Filarmónica de Santana (1926) y dejó también patente su gusto por las artes, en Porto da Cruz, creando un grupo de guitarristas/tocadores de cuerdas que ensayaban los domingos y por la noches, a la luz de lampiones Petromax y candeleros de petróleo. Es a este grupo de guitarristas que, en tono jocoso, apellidaban de «Flores», y después «Flores de Mayo». Flores, símbolo de la belleza a despuntar, y Mayo, alusión al comienzo de la época veraniega, una vez que el primer grupo era compuesto mayoritariamente por personas de media edad.

Cada año, el profesor Crisóstomo hacía cuestión de ensayar una «recita-teatro», como le llamaba, y que era presentada en un teatro improvisado en un garaje, con «actores» de esa feligresía y de Santana, un espectáculo que no dejaba de conferir notoriedad a Porto da Cruz. Las piezas teatrales eran de su autoría, creando «sátiras» para la comunidad local y no solo. Es en estos eventos culturales que comienzan a participar los guitarristas denominados «Flores de Mayo».

Recreaban en palco las canciones nacionales de mayor suceso, lo que era muy del agrado de la asistencia, constituida no solo por los locales, pero también por el público venido de otras zonas limítrofes, principalmente Santana, Faial y Santo da Serra. Muchas veces, estas presentaciones coincidían con los periodos de vacaciones, para garantizar una mayor afluencia y un público más diversificado.

Con la salida del profesor Crisóstomo, en 1955, Jaime Marques dos Ramos (1901-1992) relanza el gusto por la practica musical entre elementos locales, creando una nueva era para el Grupo Flores de Mayo, que dura hasta 1970. Fue con Jaime Marques dos Ramos que se empezó a tocar por la pauta, una practica muy avanzada para la época, visto Porto da Cruz ser una zona rural donde predominaba el analfabetismo literario, pero ya no el musical.

Fig. 1: Tuna Flores de Mayo (1960). Fuente: Archivo de la AGCFM
Fig. 1: Tuna Flores de Mayo (1960). Fuente: Archivo de la AGCFM

Es de este grupo de guitarristas que aparece Eduardo Caldeira (1940-2002), el gran impulsador de la dinámica cultural y musical por la cual la Asociación vendría a pautarse, en el periodo que va de 1970 a 2002.

Espíritu combativo y luchador, acreditando en el valor cultural de su proyecto, Eduardo Caldeira procuró, junto de las instancias gubernativas, apoyo para su grupo de guitarristas (jóvenes y monos jóvenes), lo que no fue tarea fácil. A través de él, procuró implementar una dinámica artístico-cultural en Porto da Cruz, apareciendo en fiestas y romerías por toda la isla, especialmente en las solemnidades de verano y en las fiestas locales, tales como la Fiesta de la Señora de Guadalupe, la del Santísimo Sacramento, en las visitas domiciliarias del Divino Espíritu Santo y «Dia da Copa», o aún en las Fiestas del Año Nuevo. Divulgaba así el valor artístico de la Asociación, creada en vivero y alforja de una genuina cultura popular.

Fig. 2: Tuna Flores de Mayo (1993). Fuente: Archivo de la AGCFM
Fig. 2: Tuna Flores de Mayo (1993). Fuente: Archivo de la AGCFM

Movido por el espíritu de equipo y desarrollando un trabajo voluntario de recopilación del patrimonio inmaterial, revisita la memoria y el alma del pueblo «broculho» (forma popular de «borquilho»), apodo colectivo por el cual son conocidos los habitantes de Porto da Cruz, y de ese levantamiento del cancionero y romancero tradicional van constar cantigas de trabajo, cantilenas, la cantiga de la carga, la cantiga de la hierba, la canción de la neblina, canciones de las vendimias y, en particular, las canciones monocordes de los borracheiros [caucheros].

Bajo el impulso de Eduardo Caldeira, en octubre de 1986 se creó la Asociación Grupo Cultural Flores de Mayo (AGCFM) y, con ella, se forman el Grupo de Borracheiros, la Tuna Flores de Mayo y el Grupo de Animación, con realce para el toque de la caracola – un sonido muy querido por los hereús [propietarios de las levadas], porque anunciaba su giro de riego, especialmente durante la noche.

Adviértase que el vino dicho «americano» se había transformado, desde los finales del siglo XVII, el producto más importante de esta feligresía, porque de mayor rendimiento. Recrear un Grupo de Borracheiros, representativo de memoria viva de un pasado colectivo con fuerte trazo de identidad, fue quizá el mayor homenaje que se podía hacer a los campesinos anónimos de esta tierra.

Fig. 3: Grupo de Borracheiros (2004). Fuente: Archivo de la AGCFM
Fig. 3: Grupo de Borracheiros (2004). Fuente: Archivo de la AGCFM

Es cierto afirmarse que este Grupo pasó a ser la «imagen de marca» de Porto da Cruz, de la AGCFM y uno de los mayores embajadores de la cultura popular madeirense, habiendo representado regularmente a la RAM en exposiciones internacionales.

En el 2002 muere, a los 62 años, Eduardo Caldeira. En su homenaje, por su gran dedicación a la causa del asociacionismo cultural, fue erigido un busto en el jardín de la sede de la asociación de Porto da Cruz. Su hijo, Virgílio Caldeira (1964-), aceptó dirigir el destino de la AGCFM. Las actividades en la Asociación prosiguen y se desarrollan. En mayo del 2004, es inaugurada la nueva sede concedida por el Gobierno Regional.

Con sede propia, la Asociación trabaja por el respecto del legado de las figuras dinamizadoras y de las generaciones anteriores, asegurando la formación y la practica artística de niños, jóvenes y adultos, que es mirada no solo como ocupación de los tiempos libres, pero también como escuela de artes, en el verdadero sentido de la palabra.

Gracias al trabajo desarrollado semanalmente por un grupo de docentes, especialistas en educación artística, la AGCFM cuenta con una media de 120 alumnos por año lectivo, distribuidos por las siguientes actividades: cordados madeirenses (braguinha [de 4 cuerdas], rajão [de 5 cuerdas, pariente del timple canario] y viola de alambre ), viola, bandolín, acordeón, canto, teatro y danza.

Reflejo de esta dinámica, se garantiza la manutención de varios grupos y surgen nuevos proyectos artísticos – el Grupo de Borracheiros, el Grupo de Animación, el Grupo Coral, el Coro Infantil, el Ensemble de Bandolines, el Machetinho, el Grupo de Teatro y el Grupo de Danza – que producen y presentan espectáculos con regularidad, no solo dando satisfacción al plan de actividades previamente establecido, pero también correspondiendo a convites puntuales de entidades publicas y privadas. Estos grupos realizan cerca de 40 espectáculos por temporadas en las más variadas localidades y ciudades de la RAM.

Como principales proyectos, la AGCFM asegura la tradición del cantar de los reyes en la feligresía de Porto da Cruz, con visita a las lapinhas (pesebres madeirenses) y prueba de los majares de la época navideña, preservando, de este modo, sea el espíritu de las vivencias entre lugares, sea las marchas populares.

El Festival de la Canción Infantil «Voces en Flor», un evento en que todas las escuelas de los municipios de Machico participan, ha venido a marcar la agenda cultural del municipio de Porto da Cruz: más que apuntar para la competición, este certamen promueve sobre todo la convivencia y el intercambio de experiencias artísticas en el ámbito de una actividad lúdica.

Las conmemoraciones del 25º aniversario de la AGCFM, en 2011, permitieron la realización de un proyecto ambicioso que congregó las competencias y diversas actividades de la estructuras asociativa: el musical Levada d’Amores, con libreto de José Abel Mendes, música de João Caldeira y escenificación de Filipe Silvia. En esa producción artística, las vivencias de la tierra, reconfiguradas en un misto de reconstitución de la época y ficción, fueron representadas por todos los grupos de esta Asociación, y han tenido lugar en el Centro Cívico de Porto da Cruz y en el Teatro Baltazar Dias, en Funchal. El espectáculo recogió aplausos sentidos de un publico que ya se había rendido desde inicio, pues pudo confirmar la generosa dedicación, el gran espíritu de equipo y la elevada maestría del Grupo Flores de Mayo, fruto de todo un aprendizaje pedagógico/didáctico que a lo largo de los años había sido infundido en los jóvenes, adultos y séniores.

Fig. 4: Elenco musical conmemorativo de los 25º años de la AGCFM, Levada d'Amores (2011).   Fuente: Archivo de la AGCFM.
Fig. 4: Elenco musical conmemorativo de los 25º años de la AGCFM, Levada d’Amores (2011). Fuente: Archivo de la AGCFM.

A lo largo de los años, los grupos de esta Asociación han participado en diversos eventos en la Región, especialmente en el Encuentro de Tunas y Orquestas de Bandolines de Madeira, en el Encuentro de Grupos Corales de la RAM, en festivales diversos, festividades religiosas, en las fiestas de Año Nuevo en Funchal, en programas de radio y televisión, entre otros.

También ya marcaron presencia en eventos en el exterior, especialmente en Lanzarote (Canarias), en la Expo 98 (Lisboa), en la Expo 2000 (Hannover, Alemania), en San Miguel (Azores), en Vila Nova de Santo André (Santiago do Cacém) y en Gavião (Portalegre).

En 2005, fue gravado un DVD, intitulado 500 Años de Música Tradicional Madeirense, con los diversos grupos de la Asociación y Grupo de Folclore de la Casa del Pueblo de Porto da Cruz, como invitado, cuya producción fue de la responsabilidad de la empresa Almasud.

Es con ese espíritu de desarrollo pedagógico, didáctico y cultural que la AGCFM promueve y promoverá acciones que divulguen el proyecto Flores de Mayo junto a la comunidad [madeirense], en especial del publico más joven, como forma de preservar las tradiciones, introduciendo nuevos ropajes y concibiendo diferentes proyectos de forma creativa e innovadoras, como además, es su timbre/honor.

Nota: Esta entrada fue elaborada con base en la consulta del archivo de la AGCFM.

José Abel Mendes

(actualizado en 24.10.2016)